¿Cómo conseguir que me dure más el presupuesto al jugar en el casino?

¿Cómo conseguir que me dure más el presupuesto al jugar en el casino?

Gestionar el presupuesto de casino de forma inteligente y efectiva: 5 consejos

¿Eres de los que se emocionan rápidamente al jugar una slot online, o cualquier otro juego de casino, y en un visto y no visto se quedan sin blanca? ¿Te frustran las bancarrotas súbitas pero no sabes cómo evitarlas? ¿Desearías que el presupuesto de casino que depositas te durara algo más?

Si tu respuesta es sí, tenemos buenas noticias: existen formas de hacer que tu presupuesto de casino dure más, te dé para más partidas y más tiempo de juego, e incluso te ayude a ganar más y perder menos.

Y lo mejor es que para todo esto no hacen falta trucos ni historias raras, ¡es pura lógica! Sigue leyendo y lo entenderás con estos consejos.

Consejo 1: Establece un presupuesto fijo

Esto es lo primero, algo muy básico que sin embargo mucha gente olvida, sobre todo los jugadores más ocasionales. Para saber cuánto estás perdiendo, debes saber cuánto estás gastando, así que, más que hacer depósitos irreflexivos, deberías calcular el dinero que puedes gastar mensualmente en el casino online PlayUZU España.

Debe ser un dinero destinado a ocio, como el que gastarías en tomarte unas birras con los amigos, salir a cenar, o algo por el estilo, y acorde con tus ingresos y nivel de vida.

Establece un presupuesto fijo

Consejo 2: Asume tu presupuesto real, y decide una apuesta mínima y máxima acorde

Un error que cometen muchos jugadores novatos u ocasionales es deslumbrarse con el escalado de premios. Es fácil caer en ello. Por ejemplo, imagina que estás en las tragaperras online y te llevas un premio de tu apuesta x100.

  • Si apostaste 0,20 € = 0,20 x 100 = 20 euros.
  • Pero si apostaste 100 € = 100 x 100 = 10.000 euros.

Muy bestia, ¿verdad? Ganar 20 euros no es gran cosa, ¡pero ganar 10.000 sería tremendo! El problema es que, como ya sabes, no es tan fácil ganar en el casino (si lo fuera, todo el mundo sería millonario y los casinos estarían arruinados).

Métetelo en la cabeza: si apuestas demasiado fuerte, quebrarás demasiado rápido. Sí, puede que alguna vez te salga bien de churra y te lleves un megapremio, pero lo más normal es que en media hora de juego te hayas fundido todo tu presupuesto, si éste es de los “normales”.

Debes establecer tu apuesta base (o mínima) y también la máxima, es decir, lo máximo que apostarás en una tirada/partida si crees que es buen momento para subir esa apuesta.

Esto lo harás partiendo de tu presupuesto para la sesión. Si dispones de 200 € para gastar, tu apuesta máxima no puede pasar de 6 €. Hazlo así, y las sesiones te durarán mucho más.

Consejo 3: Retira las ganancias

Algo que ocurre a menudo es que, como lo que ganamos va a nuestro saldo, y seguimos jugando y apostando de ese saldo, no nos damos cuenta y nos fundimos no solo el saldo disponible, sino también las ganancias que hemos obtenido.

Esto, algunos jugadores, ya lo buscan, sobre todo en las slots, donde todo es más rápido y a veces la clave es tener suficiente saldo para ir perdiendo hasta que se active la función especial donde si hay grandes ganancias.

Pero muchas veces ocurre de forma involuntaria e inadvertida, y supone perder mucho dinero… pudiendo ganarlo. Lo verás con un ejemplo muy sencillo.

Imagina que tienes 100 € para gastar, y decides jugarlos en la ruleta. Durante la primera hora de juego, ganas un total de 60 €.

• Si eres de los que juega hasta quedarse sin tiempo y sin saldo en busca de la megavictoria, y no retiras las ganancias, habrás perdido 100 + 60 = 160 €.
• Si apartas las ganancias y juegas solo los 100 € presupuestados, al irte a casa solo habrás perdido 100 – 60 = 40 €.

¿Entiendes la mecánica? Apartar las ganancias (mental o físicamente) te permite tomar el control total de tu dinero, y alargar tu presupuesto de juego para varios días más.

Consejo 4: Nunca persigas las pérdidas

Lo explicamos a menudo, y lo haremos cada vez que sea necesario: nunca se deben perseguir las pérdidas.

Sí, hay días muy malos, que todo sale mal, no ganas ni un premio, no aciertas ni un número de la ruleta, y si vas a negras te salen rojas todo el rato. Días chungos. Acéptalo, es parte del azar. Otros días son mucho mejores, ¿a que sí?

Pero hay gente que no lo acepta, se desesperan (por ejemplo, si apostaron más fuerte de lo que debían) y entonces empiezan a apostar más, en un vano intento de recuperar lo perdido. No funciona en el 99,9% de los casos. Solo gastarás más.

Consejo 5: Aprende a irte

Tienes que aprender a detectar los momentos en que es mejor dejar de jugar. Básicamente, todos estos:

  • Cuando jugar te está poniendo nervioso o de mal humor -> Si no es divertido, ¿por qué gastar dinero en ello? Guárdalo para otro día que lo disfrutes más.
  • Cuando estás perdiendo más de lo que calculabas -> Recuerda, no persigas las pérdidas. Dalas por perdidas, suelta una lagrimita, y vete a hacer otra cosa. Guarda saldo para luchar otro día.
  • Cuando estás ganando bien y tienes ya una cantidad digna que retirar -> La gracia del casino es que son juegos en los que ganas dinero, ¿no? Entonces, ¿por qué gastarte todo el dinero que ganas en la misma sesión? Si entraste en una slot y por churra te salieron los giros gratis muy rápido y estás 200 € por encima de tu saldo, ¡es el momento ideal para irse a difrutarlos! Si sigues jugando en busca de un premio aún mayor, lo más probable es que lo pierdas todo.

Aprender a marcharse en el momento ideal es un arte que se aprende con la práctica, pero es otra de las claves que necesitas tener en cuenta si quieres que tu presupuesto te dure más. Sigue estos consejos, y verás cómo ese saldo no desaparece con tanta velocidad. ¡Que lo pases bien y disfrutes de tus ganancias!